1 Qorinthiym Chapter 13 (EPR)

1. ¶ Si yo hablo en todos los lenguajes de los hijos de 'Âthâ´m y de los enviados, yo me he vuelto una campana de bronce retumbando desafinadamente o un címbalo sonando huecamente.

2. Hasta si yo poseo predicación, y conozco todos los secretos y todo el conocimiento, aún si yo tengo toda la certidumbre tal como para quitar montañas, pero si no mantengo amor afectuoso, yo significo nada.

3. Aún si yo regalo en comida todas mis posesiones, o si entrego mi cuerpo para que yo sea quemado, pero no mantengo amor afectuoso, ¡yo gano nada!

4. Amor afectuoso persevera pacientemente, demuestra gentileza; Amor afectuoso no es envidioso; Amor afectuoso no se jacta de si mismo, no es soberbio,

5. No actúa indignamente, no es egoísta, no se incita a ira, no mantiene cuentas del mal,

6. No se regocija de la injusticia, ¡y se regocija con la Verdad!

7. Aguanta todo, confía en todo, tiene esperanza de todo, y perdura todo;

8. Amor afectuoso nunca decae. Ahora si haya predicciones, serán hechos obsoletas; Si haya lenguajes, ellos cesarán [TsfanIâ´ju 3: 9 ]; Si haya sabiduría, será hecho inútil [LlirmIâ´juw 31: 33-34];

9. Porque nosotros sabemos parte, y nosotros predicamos parte,

10. Pero cuando el Perfecto viniese, entonces eso que es parcial se acabará.

11. Cuando yo fui un niño, yo hablaba como un niño, yo razonaba como un niño; ¡pero cuando yo me volví un hombre, yo me deshice de estas cosas de la niñez!

12. Porque nosotros Le vemos en enigmas a través de un espejo ahora mismo, ¡pero entonces, cara a Cara! Ahora mismo yo Le conozco parcialmente, ¡pero entonces yo Le conoceré igual como también yo he sido reconocido!

13. Porque entonces, solo quedan estas tres cosas: creencia, esperanza, y amor afectuoso; y la más grande de estas es amor afectuoso.

La Verdad acerca del Matrimonio

Negación:

Tú eres el responsable por tu propio matrimonio, no nosotros.  Esta página contiene consejo detallado sobre el matrimonio, que es derivado de las escrituras, y cómo tener éxito en ello mediante ser obediencia a Iâjuéh y haciéndoLe tu Centro.  Para usar esta información de la manera correcta, debes de ser honesto en su aplicación, o podrías equivocarte identificando tu situación particular y errar.  No somos responsables por tus errores de usar mal esta información correcta.  Nosotros personalmente no jugamos casamentero, respetuosamente rehusamos ese trabajo, solo Iâjuéh hace esto, y uno siempre debe asegurarse de que sea Él Quien te trae alguien.

 

Cómo y por qué lo comenzó Iâjuéh:

Buenas Noticias de Fílippos 76. (71) Cuando Xauwâ´h estaba todavía dentro de ’Âthâ´m, no existía la muerte.  Cuando ella fue separada de él, la muerte comenzó a existir.  Cuando ella entra de nuevo, él otra vez será completo, y él recibirá su propio y obtendrá su forma de ser anterior, la muerte no existirá más.

La muerte fue dada poder sobre ’Âthâ´m cuando él desobedeció, pero fue concebido por la mente de Iâjuéh cuando Él hizo preparaciones por ella, preparando un sistema para reproducción humana para que no se extinguiera [Xanówkh 15: 3-5]. Mira a lo que le dijo Iâjuéh a Xanówkh que les diga a los enviados quienes abandonaron sus estaciones para tomar mujeres humanas y procrearon gigantes (tiranos) sobre por qué Él dio esposas a los seres humanos pero no a los enviados:

Xanówkh 15: 5 ‘Por eso Yo les he dado a ellos [aquellos quienes se mueren y perecen (v.4)]mujeres para que las fecunden y engendren hijos por ellas y para que así no falten ellos sobre la tierra.

Entonces matrimonio debe de acabarse cuando la unión se haya restaurado según lo que dice arriba (Fílippos 76), cuando también se restaure la división de la Unión de Iâjuéh, cuando Iâjuéh Iâjuwshúa` se siente sobre el trono de Su Honor (el Padre), cuando se destruya la muerte y nosotros entraremos a los Nuevos Cielos y Nueva Tierra.

Luwqá' 20:34-36 y MattithIâ´juw 22: 30 "Los hijos de esta época se casan y son entregados en matrimonio.  Para esos que se consideran merecedores de alcanzar esa época con la [segunda] resurrección cual es de entre los muertos, ellos ni se casan, ni son entregados en matrimonio, porque tampoco pueden ellos morirse nunca más, sino que ellos existen como los enviados del Poder en los cielos, y son Hijos de Iâjuéh, siendo hijos de la Resurrección."

Por lo tanto el matrimonio de ser humano a ser humano es la unión que nunca será capaz de exceder el sentido carnal (Fílippos 110).

110. La Union de ahí no es ni uno ni el otro; sino que ambos son Uno y el mismo.  Pero la union de aquí es esa que nunca podrá exceder el sentido carnal.

¿Por qué no es eterno el matrimonio de humano varón a hembra y por qué es solamente carnal?  ¿No son eternas las cosas de Iâjuéh?

El matrimonio de humano a humano es una prefiguración carnal y temporal de la Unión entre nosotros y Iâjuéh Iâjuwshúa`, que fue permitido debido a la muerte para que la humanidad no se extinga de la tierra mientras nosotros esperamos el renacimiento a cuerpos nuevos incorruptibles.  Y cuando nosotros tengamos la inmortalidad, no seremos dados de nuevo en matrimonio, seremos como los enviados.

Desde que el matrimonio carnal humano a humano no es para siempre, esto significa que no es parte del plan original de Iâjuéh, ni es una institución eterna establecida por Iâjuéh.  Lo que es de Iâjuéh son los cuerpos incorruptibles que fuimos dados antes de la caída, cual nosotros quienes creemos en Él por nombre nos son dados de nuevo como nuestra vestimenta nueva, un cuerpo espiritual.  Pero estos cuerpos materiales hechos de polvo no son hechos por Iâjuéh, si no, serían eternos e incorruptibles.  Estos cuerpos de tierra mortales materiales y obviamente corruptibles son hechos por sâtâ´n, quien con sus ejércitos los hacen para alojarse ellos mismos y esto es la razón por que la humanidad se infesta con espíritus malignos.

La historia de la creación y la caída fue muy alterada por los judíos en el texto Masorético del cual se hacen las traducciones del establecimiento de escrituras.  El contenido verdadero de estas escrituras en 1 Moshéh (“Génesis”) están escondidos en código, y en nuestra traducción de escrituras EPR, son descodificadas de la Versión de los Setenta morfológicamente analizada.  Esto concuerda y verifica las historias documentadas en los códices de escrituras, escrituras no-canónicas inspiradas post-advenimiento, que el establecimiento rehusó incluir y trataron de destruir.  El establecimiento los ignora, llamándolos escrituras “gnósticas”, calumniándolos porque ellos se tropiezan al tratar de leerlas sin conocer Su nombre, por eso no teniendo Su espíritu para enseñarles.  Pero para no crear un cambio de tema demasiado grave para esta página, solo daremos aquí las implicaciones de esta escritura descodificada, y cómo influye la realidad sobre el matrimonio.

El cuerpo carnal de tierra en el cual los arxones nos han metido, también contiene un alma carnal que los códices llaman “el ardiente”, que aparenta manejar los deberes carnales metabólicos y biológicos de este cuerpo, y da impulsos carnales tales como el impulso sexual para reproducción.  Y gente quienes no han creído todavía en la Verdad todavía sirven a sâtâ´n, y así estos están siendo impulsados a reproducirse para construir el reino para sâtâ´n.  Así sus ejércitos, los arxones, son aquellos quienes trabajan hacia esta meta, y ellos trabajan las camas de los no-creyentes.

Sin embargo un creyente verdadero, se le dice en las escrituras que crucifique la carne a la obediencia y que mortifique los deseos de la carne, para no distraernos de servirLe a Iâjuéh.  Entonces los creyentes quienes están solteros y fuertes para Iâjuéh deberían dedicarse a ellos mismos a caminar El Camino de Iâjuéh en el espíritu, y que no angustien al espíritu adentro de nosotros, sirviendo la carne y sus deseos.  Sin embargo, si un creyente está inflamado sexualmente y amenaza volverse incontinente para pecar sexualmente, él o ella debería de casarse con un creyente, no es pecado, pero no es tan bueno.  Sí, hablamos de sexo marital como carnal y no tan buena alternativa como dedicarse completamente a Iâjuéh Iâjuwshúa`.  En cuanto pecados sexuales tales como adulterio y otros, estos son solamente maldad, y no estamos hablando sobre esto.

Por lo tanto este versículo, considerado por siglos como prueba que Él diseño el matrimonio carnal, en realidad es muy distinto cuando se descodifica [Iâjuéh hablando, según MattithIâ´juw 19: 4-6]:

24. [según el Masorético alterado] “Por motivo de esto abandonará un hombre existente (’ish) a su padre y su madre y él unirá con su mujer (’ishshâ´h), y ellos serán para una carne unida.

Esta es como aparece correctamente:

24. [descodificado del LXXM] “Por motivo de esto un hombre existente (’iysh) no abandonará del Padre Su Hijo ni de la madre Llisrâ’Ë´l el Hijo de ella, así Llisrâ’Ë´l se unirá con todos los de Llisrâ’Ë´l con respeto, no de la esposa (’ishshâ´h), de su Hijo y ellos serán unos no dos perteneciendo a Mi Llisrâ’Ë´l, una carne unida.

Como ves, no habla de la misma cosa, y aunque no se entiende muy bien así aislado como un versículo, se entiende cuando uno lo lee en su contexto.

¿Qué es el Matrimonio?

El mundo tienen muchas opiniones y tradiciones y prácticas acerca de esto, y hasta enseña a los niños en escuelas que todos estos están correctos y que ellos deberían de aceptarlos todos.  ¿No es esto decir que la verdad depende de las opiniones de los hombres?  ¡Como si fuéramos diferentes especies!  Desde que nosotros todos somos descendidos de un hombre y él fue hecho por un Creador, debería de haber una respuesta cierta a esta pregunta.  ¿Entonces cómo debería uno orientarse y hacer lo correcto?  ¿Cómo puede alguno averiguar qué es lo correcto?  Averiguando de nuestro Hacedor Quién nos diseño, porque la definición de la Realidad es la perspectiva de Iâjuéh de aquello. ¿Y cómo averiguamos cómo Él lo ve?  Estudiando escrituras inspiradas.  Para hacerlo de manera efectiva, uno primero debe de desvestirse de todas sus ideas preconcebidas y tradiciones aprendidas antes de comenzar a estudiar las escrituras.  O sea, comenzar con una pizarra en blanco en escalón cero asumiendo nada excepto que las escrituras, cuando están traducidas correctamente, son ciertas e inspiradas, y estando dispuesto a cambiar de idea si encuentras cualquier cosa que demuestra estar equivocada tu opinión.

En esta página, discutiremos lo que dicen escrituras bien-traducidas acerca de lo que los creyentes usualmente quieren saber acerca del matrimonio, y nosotros anticipamos que tu pastor nunca comprendió la mayoría de estos aspectos acerca de ello para poderlo enseñar, o si no, él no estaría haciendo ritos de bodas, ¿verdad?

¿Qué dicen las escrituras inspiradas que es el matrimonio? En el caso de matrimonio, primero date cuenta que el matrimonio en la vista de Él (realidad) NO es un documento legal, NO es un vestido de bodas, NO es un rito dirigido por algún pastor o sacerdote, NO son juramentos que se toman, NO son anillos (aros), ni mucho menos parejas del mismo sexo (Romanos 1:26-27 EPR) como el mundo nos ha estado enseñando.  Estudiando las escrituras en Deuteronomio 22:13-30 y 25:5-10 demuestra que el matrimonio es un hombre tomando una mujer cuando es un hombre teniendo relaciones sexuales con una hembra virgen consensualmente, o una mujer viuda.  Un hombre que hace tal cosa se le ordena que no la deje a ella todos sus días (hasta la muerte).  Esto se contrasta con instancias cuando un hombre toma la mujer de otro hombre, o cuando a una muchacha virgen se la toma por la fuerza (violación), o cuando una virgen comprometida se la toma consensualmente por un hombre diferente, o cuando una mujer secretamente no es una virgen (por lo tanto la mujer de otro hombre) y tomada por un hombre que no es su esposo.  Estas otras instancias no son matrimonio y son pecados (errores) ameritando la muerte.  Así que miremos un ejemplo de las escrituras de cómo se casó alguien:

Iâshâ´r 24:44 Y Llitsxâ´q tomó a Rivqâ´h y ella se volvió su mujer, y él la trajo a ella dentro de la carpa.

45 Y Llitsxâ´q tenía cuarenta años cuando él tomó a Rivqâ´h, la hija de su tío Bthuw’Ë´l, por una mujer.

Bien, ¡examen sorpresa!  ¿Consiguieron estos una licencia de matrimonio?  ¿Fueron ellos ante algún sacerdote o hicieron alguna ceremonia?  ¿Se puso ella un vestido blanco increíblemente caro y caminó por algún pasillo?  ¿Tomaron ellos juramentos ante testigos?  ¡No!  Pero esto no significa que estemos legislando que estas otras cosas son pecados, porque la Ley no lo prohíbe, y estamos percatados de que Iâjuwshúa` asistió a una fiesta de bodas.  Pero estas escrituras comprueba que solamente dos cosas necesitan suceder para tomar una esposa: relaciones sexuales consensuales con una muchacha virgen, seguido por cohabitando permanentemente.  Ahora por cierto muchos de ustedes creyentes varones solteros se estarán preguntando, ¿cómo podemos esperar encontrar a una muchacha virgen?  Porque ellas están prohibidas por ley tomar hasta que sean adultas legalmente, y las mujeres de rutina pierden sus virginidades físicas demasiado temprano para saber lo suficiente para conservarla, por medio de la sabiduría obtenido por reconocer a Su nombre.

La Regeneración de la virginidad

2 Qorinthiym 5:17 - Por eso, si alguno está en el Ungido, él es una nueva creación: las cosas viejas han pasado… ¡mira!  Todas las cosas se han vuelto frescas,

“todas las cosas” incluyen la virginidad de una mujer.  Entonces cuando y si una mujer consigue devuelta su virginidad por creer en el nombre de Iâjuéh Iâjuwshúa`, como dice arriba, ella debería ahora decidir entregarse a si misma solamente al esposo que Iâjuéh ha seleccionado para ella.  Lo mismo aplica a cualquier hombre que comience a creer.  Pero hagámoslo claro aquí: la virginidad de un varón, aunque lo mencionan comúnmente hoy día, no es un concepto que se encuentra en las escrituras.  En lugar de eso, cuando un hombre cree y está dentro del Ungido, él se ha vuelto muerto para la carne, por lo tanto su esposa y esposas pasadas son soltadas porque su carne se ha muerto.  Por eso así la ley marital de la carne se ha satisfecho porque el creyente se ha muerto a la carne cuando él o ella creyó y ha sido concebido de nuevo [Romanos 7:6]. Por lo tanto teniendo una pizarra limpia, este hombre debería también decidir entregarse a si mismo solamente a la mujer que Iâjuéh seleccionó para él solamente.

(No tratemos ahora con el tema aparte de la opción del hombre según las escrituras para la poligamia porque no se aplica a miembros del remanente escogido de este periodo de tiempo, porque ellos son todos Asistentes quienes están limitados a tener una esposa.[1 Timotheos 3:12])

Comprende que Iâjuéh Iâjuwshúa` no nos juntaría a nosotros que nos casemos con uno que no cree en Sus nombres, así que uno debería detenerse y considerar la siguiente escritura:

Acerca de matrimonio a los incrédulos

2 Qorinthiym 6:14 ¶ No estén desigualmente enyugados a no creyentes; porque ¿qué participación tiene la justificación con el ilegalismo?  ¿Y que compañerismo tiene la Luz con oscuridad?

15. ¿Y que compatibilidad tiene el Ungido con Bliyyá`al (lo que no vale para nada)?  ¿O que parte para un creyente es con un incrédulo?

Entonces esto significa que un creyente nuevo, una mujer que se vuelve una virgen renovada por su fe o un hombre que recién ha tenido su pizarra limpiada de mujeres por motivo de su muerte a la carne, debería de abstenerse de tomar un cónyuge (teniendo relaciones sexuales consensuales con alguno/a del sexo opuesto) que no cree en Sus nombres.

Si alguno es llamado a creer en Iâjuéh Iâjuwshúa` mientras está casado/a a un incrédulo, debe de cesar relaciones sexuales inmediatamente y no tomar a este incrédulo otra vez sexualmente hasta que y a menos que crea el incrédulo, para que si ellos no quieren creer, uno todavía retiene su virginidad renovada o pizarra limpia y debería esperarle que Iâjuéh Iâjuwshúa` le traiga el cónyuge creyente que Él ha tenido en mente para él o ella.  Luego que el nuevo creyente hace un esfuerzo honesto y adecuado de convencerle a su cónyuge, si este cónyuge rehusa creer en Sus nombres, este creyente nuevo debería informarle a este incrédulo que rehúsa creer, que se ha acabado la relación marital (sexual), pero según 1 Qorinthíym 7 (citado abajo), ellos están bienvenidos a quedarse cohabitando cuanto tiempo quieran, que el creyente no les dejará, mientras sepan que tú, el nuevo creyente, estás libre para casarte con otro creyente en Su nombre que Iâjuéh Iâjuwshúa` te traerá a ti.  En aquel entonces, es bastante probable que el incrédulo finalmente se irá por su propia cuenta.

1 Qorinthíym 7:12 - Y al Remanente, yo les digo (no Iâjuéh): Si algún hermano tiene una mujer que no cree, y ella consentirá de habitar con él, que él no la deje.

13. Y si alguna mujer tiene un esposo que no cree, y él consentirá de habitar con ella, que ella no le deje.

14. Porque el esposo no persuadido es purificado mediante su mujer que cree, y la mujer no persuadida es purificada mediante el esposo que cree, de otra manera entonces vuestros niños estarían inmundos, pero ahora ellos están puros.

15. Pero si la persona no persuadida se separa a si misma, permítela separarse.  El hermano o la hermana no está bajo ligación en tales casos, y Iâjuéh nos ha llamado para la paz.

16. Porque ¿qué sabes tú, mujer, si tú debieses salvar a tu esposo?  O ¿qué sabes tú, u hombre, si tú debieses salvar a tu mujer?

17. Aunque el Poder no lo repartió para cada uno de estar de esa manera, cada uno que Iâjuéh ha llamado estando de esa manera, que él camine de esa manera, y así yo les ordeno a todos en las convocaciones.

Estas reglas se aplican también si el creyente ha hecho la decisión de re-iniciar relaciones sexuales con el incrédulo luego de convertirse.  Si el cónyuge incrédulo le deja al creyente (o se muere), el creyente no está bajo obligación al incrédulo, y está ahora libre para casarse con el creyente que Iâjuéh Iâjuwshúa` quiso para él/ella y les pondrá juntos, sin embargo si el creyente hubiese cesado relaciones sexuales para preservar la virginidad regenerada, el creyente podría haber tomado inmediatamente al cónyuge que Iâjuéh le trae.

  1. ¿Has sido atado a una mujer?  No busques ser soltado.  ¿Has sido soltado de una mujer?  No busques una mujer.
  2. Pero si tú [~un esposo soltado (v. 27)] hayas también ya tomado mujer [~la misma mujer soltada (v. 27)], tú no pecaste, o si tú [~un esposo soltado (v. 27)] te hayas casado con una virgen, ella no pecó, pero tales tendrán opresión por los de la carne, pero yo te estoy permitiendo, [Contrasta MattithIâ´juw 5: 32 y MattithIâ´juw 19: 9 para mujeres]

La opresión de la carne en ambos casos del versículo 28 se refiere a esto:

1) el creyente nuevo que toma la mujer de la cual él fue soltado mediante la muerte de su carne por creer, será oprimido por esta esposa no-creyente en el yugo que ahora está desigual;  y

2) un creyente nuevo que fue soltado que se casa con una virgen creyente será oprimido por los carnales quienes equivocadamente condenan esta acción, incluyendo la exesposa no-creyente que rehusó creer, especialmente si ella todavía escoge quedarse viviendo en la misma casa.

Por favor nota que aunque lo que estamos explicando está correcto según las escrituras y demonstrado ser cierto en la vista de Iâjuéh, es terreno dificil y peligroso que debe de estar completamente correcto en la vista de Él, y todo se debe de hacer en Amor, en completa fe de ambas partes, con consideración y cuidado, y todo hecho en el espíritu de Él, con la aprobación de Él, o tendrá dificultad y podría ser muy peligroso.

Algunos hermanos y hermanas entre nosotros quienes fueron llamados mientras casados mantienen relaciones maritales con su cónyuge aunque ellos no se arrepintieron ni creyeron en la Verdad.  Nosotros sí creemos, como dice 1 Qorinthíym 7 arriba, que si el cónyuge incrédulo consiente a continuar viviendo con el creyente hasta el Día que regresa Iâjuwshúa`, ellos podrían salvarse, desde que ellos serían parte de la casa del creyente. Sin embargo, a medida que se acerque el Día, se vuelve más y más probable que se vaya el cónyuge incrédulo, porque aumentará la presión de su grupo y aumenta la publicidad negativa contra la Verdad, especialmente cuando comience la persecución.  Si tú eres uno de estos, y Iâjuéh te llama a la libertad permitiendo que se vaya tu cónyuge incrédulo, regocíjate, porque has perdido un cónyuge por causa de Su nombre:

MattithIâ´juw 19: 29 "...Y cada uno quien ha dejado a hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o niños, o tierras, o casas por causa de Mi nombre recibirá cien veces, y heredará vida estelar;

20. Pero muchos de los primeros serán los menores, y muchos de los últimos serán principales."

Márquwç 10: 29 “’Âmë´n (ciertamente) Yo les digo a ustedes, que no existe ninguno que ha abandonado una casa, o hermanos, o hermanas, o un padre, o una madre, o una mujer, o hijos, o tierras, por Mí y las buenas noticias

30. que no recibirá cien veces la cantidad ahora, en esta temporada: Casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, aún entre persecuciones, y vida sin fin en la época que está viniendo!

31. Pero hay muchos de los primeros que serán los menores, y últimos que serán principales.

Iâjuéh Iâjuwshúa` como el Casamentero

Interesantemente, debería ser muy fácil ahora en este periodo de tiempo que sean equiparados nuestros hermanos con sus cónyuges creyentes que Iâjuéh Iâjuwshúa` ha tenido en Su mente para nosotros, aunque nuestra primera reacción podría ser, “¿Cómo rayos encontraré yo un(a) creyente en Sus nombre verdaderos para casarme cuando somos tan pocos?”  ¡Iâjuéh Iâjuwshúa` te traerá tu cónyuge!  Nada es demasiado difícil para Él.  Así que toma un paso hacia atrás y míralo desde la perspectiva de Iâjuéh (la realidad):

1) No es un asunto de “probabilidades” o algo imposible.  Iâjuéh Iâjuwshúa` VIVE y no existe tal cosa como al azar porque Él es Quién determina tales cosas, y desde que un creyente Le reconoce a Él, Él también reconoce a los que creen en Él y ciertamente nadie tan siquiera puede creer en Su nombre sin el favor de Él.  Así que además de recordarte como un escogido, también Él provee por tu comida, ropa, y techo, ¿cómo figuras que Él se olvidaría de tu necesidad importante de tener tu alma gemela?  Entonces desde que Él no nos abandona ni nos deja, Su buena voluntad para ti no es un asunto de probabilidades, es cuestión de cuándo será y no tal vez que Él contestará tus oraciones de ponerte juntos con tu cónyuge, y Él permitirá que eso suceda al mejor momento posible para los dos.

2) “¿No se supone que sean vírgenes el remanente?  Ellos no podrían estar casados”   La virginidad de la cual hablan las escrituras es el no estar profanado por los engañados de este mundo, simbolizados por mujeres, no la virginidad sexual.  Aquí a las mujeres se les refiere a su sentido espiritual como aquellos en error estando engañados, como fue engañada Xauwâ´h, como se lo menciona en 1 Tim. 2: 14.

El número de creyentes proyectado de 144,000 son solamente los que se los cuentan, que son solo los varones pero no incluyen en aquel número los miembros de sus casas que también se salvarán (Obras “Hechos” 16: 31), que significa su una esposa e hijos dependientes que viven con ellos si ellos los tienen.  En la perspectiva de Él, números de los censos cuentan solamente varones, por eso el término `Ivríyth zâkhâ´r para ‘varón’ (Strong's #2145) es igual como ‘recordado’ (Strong's #2142). Una esposa es co-heredera con su esposo y contada como parte de él, aunque vemos en las escrituras que una mujer que esté sola podría heredar.  Asú que aunque estos sean la Virgen reconstruida de Llisrâ’Ë´l, eso no significa que sean ellos solteros como algunos malinterpretan a las escrituras.

3) “¿Porqué está tomando tanto tiempo?”  Iâjuéh quiere que tú estés feliz.  Si tú has sufrido hasta ahora, es porque Él te ha tenido bajo estado de sitio para que tú Le busques a Él (Ishá`Iâjuw 29:3 ve el contexto). Si tú caminas en el Camino de manera agradable para Él, Él no tiene ningún motivo para disciplinarte.  Y Él ya ha tenido el cónyuge perfecto en Su mente para ti desde antes de la fundación de la tierra.  Pero también Él ha tenido el cónyuge perfecto para aquella persona, que serás TÚ.  Por lo tanto, si tú no estás listo/lista para SER aquel cónyuge perfecto para AQUELLA persona, Él esperará a que tú ESTÉS listo/lista.  ¿No es lógico entonces que tú te esmeres unilateralmente a volverte aquel cónyuge ideal tan pronto como sea posible para que Él pueda unirles a ustedes dos?

4) “¿Cómo le voy a encontrar a él/ella?  ¿Debería yo estar buscando?”   Iâjuéh en realidad le traerá a él/ella sin tu esfuerzo, y será en el contexto de Él, no mediante tus propios esfuerzos o tus propias búsquedas, para que sepas que es de Él y no por tus propios esfuerzos, y para que no quepa duda de si Él le trajo a él/ella.  Por lo tanto, no te molestes en buscar por tu propia cuenta.  Este consejo es muy difícil para algunos obedecer, requiere fe y confianza en Él que no busquen, aún porque si Él no quiere que suceda que le encuentres al correcto, nunca sucederá.  Tal desobediente probablemente haga error y se profane a si mismo con una selección equivocada.  Existe un dicho común que no sale de las escriturasla cual contribuye a este error, que dice “¡A [Él] rogando y con el mazo dando!”  Eso es muy falso.  Con Iâjuéh, Él no es así.  Examine las siguientes oraciones que dijo Moshéh en Iâshâ´r 81 como ejemplos, cuando los hijos de Llisrâ’Ë´l fueron atrapados contra el Mar de Juncos por los Mitsrállim que avanzaban:

“No teman, párense quietos y miren la salvación de Iâjuéh cual Él efectuará hoy día para ustedes.”

“Párense en vuestros sitios, porque Iâjuéh peleará por ustedes, y ustedes se quedarán callados.”

“Quédense en vuestros puestos y no teman, solo clamen a Iâjuéh que Él les salve a ustedes fuera de las manos de ellos.”

¿Parece esto indicar que debemos poner de nuestro propio esfuerzo para poder lograr que Él haga alguna cosa para nosotros?  Al contrario.  Clama a Él por Su nombre y quédate en tu sitio y confía en Él y obsérvale hacerlo cuando Él decida que es el momento correcto.

5) Ora que Iâjuéh Iâjuwshúa` te envíe tu cónyuge que Él tiene en Su voluntad para ti.  Te ofrecemos estas instrucciones para proveer un ejemplo de cómo orar por esto, una oración que usó mi esposa ’Eliyshéva` (en Inglés) para hacer que Iâjuéh me envíe a ella, luego de prepararse ella misma.  Iâjuéh la honró y la cumplió.  Ella lo escribió a nuestros hermanos en línea:

“Considera usar un lugar privado donde nadie te molestaría.  Antes de que tú ores, límpiate ante Él.  Pide perdón por cualquier pecado que tú hayas cometido contra Iâjuéh por el nombre de Iâjuwshúa`.  Como yo te he compartido anteriormente, Iâjuéh es un Ser inteligente, así que no repitas la misma oración dos veces (pero cree que Él lo honrará) y se honesto en tu oración porque Él conoce tu corazón.  En un estado humilde (si eso es arrodillado o con tus brazos abiertos, etc.) suplica una oración como tal:

[HUESO DE MIS HUESOS, ORACIÓN PARA ALMA GEMELA]

“Padre en el cielo Iâjuéh, por el nombre de Iâjuwshúa`, el nombre sobre todo nombre, yo te pido que me traigas el acompañante correcto.  El acompañante que Tú has ordenado para mí antes de que Tú formaste este mundo.  La otra mitad de mi ser, quien me complementa y uno que es agradable para Ti. 

Yo oro que él/ella será agradable para la vista pero más que todo que él/ella sea hermoso/a por dentro porque él/ella está en Tu espíritu, escogido por Ti.  Iâjuéh Tú dices que el motivo que hiciste un ayudante propio para ’Âthâ´m fue porque el hombre NO debiera estar solo; yo estoy de acuerdo con lo que Tú dices y yo Te pido que por favor me favorezcas para prepararme a ser digno de Tu dar la cara por mí a él/ella mientras Tú le preparas a él/ella para mí.  Preséntanos en Tu horario perfecto.  Yo Te pido que por favor nos ayudes a reconocernos uno al otro en nuestros sueños.  Padre Iâjuéh Iâjuwshúa`, por favor suelta a que esté conmigo aquel/aquella que está destinado/destinada para ser mi ayudante propio en la vida y que camine en el Camino de Iâjuéh conmigo. 

Iâjuwshúa`, por favor envía sueños a ambos que revelan cosas acerca de nosotros al otro para que cuando nos encontremos sepamos que éste es aquel que Tú, IÂJUÉH IÂJUWSHÚA` nos ha presentado.  Acércanos de cierta manera que nosotros ambos reconoceremos que esto lo hiciste Tú.  Yo Te agradezco por Tus bendiciones diarias y yo Te pido que me tengas misericordia.  ¡Yo esperaré por mi alma gemela y no me voy a complacer por cualquier acompañante sino que estaré contento y tendré la lealdad para esperar por el ayudante más propio quien fue ordenado por Ti que esté conmigo desde antes de que se fundara este mundo!

Gracias Padre Iâjuéh por escuchar a mi oración y yo esperaré pacientemente a que venga Tu bendición.

-Tu hija/hijo (tu nombre aquí)”

6) El proceso de eliminación puede ayudar a aclarar las dudas.  Entiende también que el hecho que Él NO te quiere juntar con un incrédulo significa necesariamente que si tú ves a alguien que piensas que podría ser la persona indicada, y tú le cuentas acerca del Testimonio y esa persona no te cree, eso significa que esa NO es la persona indicada para ti.  Pero ten cuidado, porque si tú “diriges las respuestas del testigo” haciendo preguntas simples de sí o no, podrías conseguir un resultado falso-positivo, especialmente cuando exista una barrera de idioma.  Probando su espíritu requiere hacer preguntas abiertas que no dirigen al testigo.  Pero es importante indicar aquí que cuando testificas a cualquiera del sexo opuesto, por cierto desearías evitar un conflicto de interés: No envuelvas tu corazón y no cometas ningún interés ni deseo ni muestres alguna intención hacia esta persona si tú le estás probando para ver si son favorecidos para creer hasta que y amenos que ellos hayan verdaderamente creído en la Verdad, porque tú no querrás enturbiar su testimonio.

Éxodo 23:8 Y tú no aceptarás ningún regalo: porque el regalo ciega al vidente, y subvierte a las palabras del justo. (también Deuteronomio 16:19)

Así que no, no te ofrezcas a ti mismo/misma en intercambio para que ellos crean.

¡Haz la limpieza, prepárate para una bendición!

Estas son las palabras que oí de Iâjuéh antes de que Él me trajera mi propia esposa que Él escogió para mí, la que ciertamente es la bendición más grande que yo jamás he recibido luego de Su nombre.  Aplica estas palabras también a ti mismo/misma.Un cónyuge que necesariamente se volverá completamente íntimo/íntima contigo y no tendrá barreras entre tú y él/ella que pueda esconder secretos, esta persona tendrá todas tus contraseñas y acceso a todas tus computadoras y tu ambiente donde vives.  ¿Estás listo/lista para eso?  ¡Tú vas a querer que tu futuro cónyuge no se desilusione contigo por lo que encuentren!  Debes de preparar para la venida de tu cónyuge futuro limpiando tu casa y tu(s) computadora(s) y tu comportamiento de cualquier cosa y todo lo que Iâjuéh te diga que tu nuevo cónyuge no le gustaría, por ejemplo, materiales que son recuerdos de relaciones anteriores y correos electrónicos guardados o peor, comunicaciones que continúan (amputa cualquier esperanza que ellos tengan, ¡oficialmente!), evidencia de tu búsqueda para un cónyuge (como sitios web de citas y encuentros y sus comunicaciones), cualquier pornografía de cualquier clase (como creyente, no deberías de tener semejantes cosas de cualquier manera).  Así que limpia tu computadora, tu casa, y tu vida como si estarías preparando para una inspección seria por alguna persona que tiene la autoridad sobre tu cuerpo, porque por cierto lo tendrá tu cónyuge (1 Qorinthíym 7:4) aquella autoridad.  De hecho, en realidad, tú deberías de ya haber hecho la limpieza de esta manera anteriormente para tu Primer Amor, Iâjuéh, cuando tú te arrepentiste de tus pecados.  Haz que tu vida se vuelva tal para que tú puedas ser totalmentemente honesto y completamente abierto a tu nuevo cónyuge sin que le hiera a él/ella, y tal que cualquier otra persona con la cual hable de ti tampoco le hiera a tu nuevo cónyuge.

Cómo preparar para tu matrimonio

Antes de que tengas un matrimonio a un creyente que Iâjuéh te dé, deberías de volverte un creyente maduro, al tanto de lo que Iâjuéh espera cómo se supone que hagas según Sus instrucciones (Ley).  Te has enterado de los dos mandamientos más grandes:

MattithIâ´juw 22:37. Y Iâjuwshúa` le dijo a él: “El principal de todos los mandamientos es: ‘Escucha, Llisrâ’Ë´l, Iâjuéh es tu Poderosos, Iâjuéh es Uno; [Márquwç 12: 29] y Tú amarás a Iâjuéh tu Poderosos con todo tu corazón, y con toda tu vida, y con todo tu esfuerzo.’ [Deuteronomio 6: 4-5]

38. Éste es el Mandamiento Más Grande en la Ley entera.  Y es el Principal,

39. Aún el segundo se parece a éste; ‘[No busques venganza y no aguantes un rencor en contra de uno de los hijos de tu gente, y] tú amarás a tu prójimo como a ti mismo – [¡Yo soy Iâjuéh!] [Leviticus 19: 18]

40. No existe otro mandamiento más grande que estos. [Márquwç 12: 31] Toda la Ley y los predicadores se guindan de estos dos mandamientos.

Examina también a este otro versículo:

Efeçíym 5:25 Esposos: amen afectuosamente a vuestras propias mujeres, igual como también el Ungido afectuosamente amó a la Convocación, y Se entregó por ella...

Y esto también:

Romanos 12:9 Que amor afectuoso sea no fingido, absolutamente detestando maldad, apegándose al bien,

10. En amor fraterno entre ustedes, siendo fraternal; en estima, prefiriéndose entre ustedes;

Y finalmente éste:

MattithIâ´juw 5:43 Ustedes han oído que les fue dicho‘Tú amarás a tu prójimo’  [Levítico 19: 18] - así que odia tu enemigo.”

44. Pero Yo les digo a ustedes, ¡amen afectuosamente a vuestros enemigos, hablen bien de esos quienes les maldicen, hagan bien a esos quienes les odian, y oren por esos quienes falsamente les acusan y les persiguen!

Tomados juntos, podemos formular una orden propia numérica para amar.  Significa que nosotros debemos amarle primero y principalmente a Iâjuéh, más que a cualquiera y cualquier cosa.  Entonces debemos amar a nuestra esposa más que nosotros mismos, lo cual significa que debemos amar a nuestra esposa segunda en orden de todos.  Entonces nosotros debemos de amar a nuestro prójimo (un creyente es un prójimo como fue explicado por la parábola del buen Shomroníy) tanto como a nosotros mismos, y eso pone al amor-propio en un empate por tercero, con sugerencias que deberíamos estar dispuestos de dar nuestras vidas por nuestros hermanos (1 Iâjuwxânâ´n 3: 16), lo cual significa que en un desempate, el amor-propio perdería al amor por nuestros hermanos en Él.  Por último cuarto, tenemos el amor por nuestros enemigos hasta el punto que lo describe Iâjuwshúa`, aunque lo vemos escrito que deberemos favorecerlos a nuestros hermanos sobre ellos en amor.

Tener cualquiera de estos en el orden equivocado es un error que conduce al pecado.

¿Cuál es el amor más grande de todos?

Qué Iâjuwshúa` nuestro Soberano Quien entregó Su vida por nosotros (y resucitó) conteste aquella pregunta:

Iâjuwxânâ´n 15: 13. Ninguno tiene un amor afectuoso más grande que esto: que Uno entregue Su Vida (alma) por Sus amigos.

¿No es algo detestable que este mundo anuncia al amor-propio como ‘el amor más grande de todos’, cuando en realidad es muy malvado cuando excede el amor que uno tiene por su prójimo, y peor cuando excede el amor que uno tiene por su esposa, y peor de todo cuando excede el amor que uno tiene por Iâjuéh?  Amor-propio significa egoísmo y falta de consideración por todos los otros.  Amor-propio, desde que obedeces a aquel a quien amas más, significa ser desobediente a aquellos a quienes amas menos.  Amor-propio, desde que confías y crees en aquel quien más amas, significa depender de tu propio entendimiento y tener orgullo propio.  La forma más baja del amor-propio es la auto-preservación, la cual si lo sostenemos por encima de nuestro amor por Iâjuéh Iâjuwshúa`, nos conduce a preferirnos a nosotros mismos para denegarle a Él o Su nombre para salvar a nuestros pellejos, una acción que nos hace indigno de Él (MattithIâ´juw 10:37-39, 16:25, Luwqá’ 9:24, 17:33, Iâjuwxânâ´n 12:25).  El orgullo es el pecado de Sâţâ’n, lo cual ayuda explicar por qué la preferencia propia (amor-propio) es despreciable.  La sociedad tiene varias palabras obscenas para tales personas que ponen al amor-propio en primer lugar, pero mencionemos solo unos pocos que no son obscenos: narcisista, egoísta, ególatra, egocéntrico, interesado, presuntuoso, petulante. ¿Sería capaz semejante persona de tener éxito en el matrimonio?

En el contexto del matrimonio, cuando uno se prepara para su futuro cónyuge, uno debe de poner a estos amores en su propio orden, y aplicar este orden a su vida.  Aquí dice cómo se aplica:

1) Esposo, debes de obedecerle a Iâjuéh por encima de tu esposa porque tú Le amas más que a tu esposa.  Tu creerás lo que Él dice más que lo que dice tu esposa, si tu esposa dice alguna cosa en contra de lo que Él dice.  Tu unión está fundada sobre Él, nuestra Roca, así que debería de permanecer sobre Él para perdurar las tormentas, céntralo sobre Él.  Recuerda lo que dice nuestro Soberano acerca de la separación de tu esposa, en MattithIâ´juw 19:4-6

...“No han leído ustedes, de “En el Principio” (Génesis), que el Hacedor les hizo a ellos hombre y mujer;[Génesis 1: 27] Y dijo: ‘Por esto un hombre abandonará a su padre y a su madre y él se juntará con su mujer, y ellos serán unidos para una carne.’  [Génesis 2: 24] Así que por eso ellos no son más dos carnes, sino una carne unida.  Por eso lo que Iâjuéh empató junto, el hombre no puede separar.

Recuerda esto en tu corazón.  Quédate en Él y que todo lo que hagas o digas a tu cónyuge sea como lo haría o diría Iâjuéh, imitándole a Iâjuwshúa`, y Él mantendrá tu cónyuge en paz contigo.

Recuerda que los espíritus malignos desean destruir tu unión pero ellos no pueden, y si lo peor sucede, Iâjuéh restaurará a tu unión luego, porque todas las obras del adversario será deshecho [1 Iâjuwxânâ´n 3: 8].  Sin embargo por favor entiende esto tú, e infórmale a tu cónyuge también, que Iâjuéh nunca separaría tu unión, y que no sería Él Quien trataría de hacer eso, y que cualquier que sugiera la separación no viene de Él, por lo tanto si alguno de ustedes dos oye sugerencias en ideas que se separen, repréndelos y echen al espíritu maligno por el nombre de Iâjuéh Iâjuwshúa`.

Otras cosas que los espíritus malignos que compiten contra Iâjuéh para tu atención desean sugerirte que hagas incluyen comportamientos contraproducentes mediadas por emociones que ciegan, que no son el Amor.  Ia`aqóv 3:2 dice que un hombre completamente desarrollado es uno que no se tropieza en su expresión.  Por lo tanto deberías hacerlo una regla para ti mismo que nunca alces tu voz contra tu cónyuge, y que quiten todo uso de la profanidad de los labios de ambos ustedes, en todo momento (excepto en los momentos sexuales).  Nunca insultes a tu cónyuge, tendrás que disculparte.  Aprende a separar la acción de la persona y describir la acción correctamente sin acusar a la persona.  Es mejor nunca decir cualquier cosa que sea negativa y expresarte en formas positivas siempre.  Nunca uses amenazas ni intimidación contra tu cónyuge, no viene de Iâjuéh.

Elimina de tu espectro de comportamiento el uso de violencia física, “que nunca JAMÁS sea una opción”.  Si ya has sido condicionado para usarlo, desprográmate a ti mismo y desraízalo reconociendo de donde vino, recordando adónde tú lo aprendiste.  Una persona que usa la violencia se vuelve la persona equivocada aún si ha estado correcto en todo lo que lo precede.  Estos son solo algunos ejemplos de las cosas que debes evitar permitir que los espíritus de dirijan a hacer.

2) Esposos, amar a tu esposa más que a ti mismo significa que tú pondrás las necesidades de ella y los deseos de ella POR ENCIMA de los tuyos, o de los de tus compañero creyentes, y encima de los de los incrédulos que podrías considerar amistades.  Tú la favorecerás a ella más que a ti mismo, que significa que tú serás considerado de ella y acomedido para anticipar las necesidades de ella antes de que ella necesite decírtelos, porque una mujer humilde tal vez no te lo pida que lo hagas, y significa más viniendo espontáneamente del Amor que Él te da que lo transmitas.  Si tú estás haciendo esto bien, ella se acostumbrará a esto.  Esto va más allá que ser simplemente caballero, lo cual aún la sociedad incrédula ya lo sabe hacer, así que deberías de considerar aquellos modales como un punto de referencia que debes de mantener más allá del cortejo, siempre.  Pero más allá de eso,

- También significa aprender tareas masculinas para mantener tu casa y no requerir pagarle a alguien que haga algo que tú podrías hacer.
- También significa ser capaz y estar dispuesto a hacer todas las tareas del hogar que comúnmente se las delega a las mujeres, así puedes darle a ella descanso y alivio que te confíe con aquellas tareas cuando ella esté indispuesta, o simplemente para que no le agobie.

- También significa nunca haciéndola pasar vergüenza, particularmente delante de otra gente, ¡porque ella es tu honor!  No hagas que ella sea tu vergüenza.  Muchas cosas la podrían avergonzar, evita hacerlas.  Ejemplos comunes y frecuentes incluyen lucir estar interesado en otra mujer especialmente en la presencia de ella, comportarte como un incrédulo, revelar los problemas que tienes con ella o quejándote de ella a cualquiera que no sea Iâjuéh Iâjuwshúa`, favoreciéndole a cualquiera sobre ella incluyendo tus amistades de tu mismo sexo, corrigiéndola enfrente de otros, y esto nos conduce al próximo párrafo:

3) Amarla a ella más que a cualquier otra persona sobre la tierra incluyéndote a ti mismo significa que tú NO tendrás “compadres”, especialmente incrédulos, como individuo porque ustedes dos ahora son una unión y tú no eres un individuo.  Eso tal vez suene extraño, pero mira la realidad:  Iâjuéh no te a uno de ustedes sin el otro, diciendo que ‘ellos no son más dos carnes, sino una carne unida’.

Por lo tanto tú no tendrás un grupo de amigos varones quienes pueden presionarte como grupo (porque siempre es para el mal), o tener una “noche de muchachos” lo cual la excluye a ella y demuestra que tú prefieres la compañía de otros a la de ella; tú no tendrás una “cueva de hombre” que aloja a gustos y actividades que tú no compartes con ella, sino que ustedes compartirán toda la casa y cuanta diversión que puedas con ella.

Necesitamos enfocarnos aquí en estos conceptos venenosos que acabamos de mencionar para explicar la malignidad en ellos.  “Noche de muchachos” y especialmente una “Cueva de hombre” son la admisión abierta que un hombre solamente ha falsificado volverse una persona mejorada para atrapar a su esposa, y que reserva un área reconocida o periodo de tiempo para seguir siendo la persona soltera, desconsiderada, amante-propio, sin mejoría, misógino (que odia las mujeres), e infantil disfrutando de su separación de su propia esposa.  Un esposo o creyente que mantiene una práctica de “noche de muchachos” o “cueva de hombre” NO ha limpiado su casa y sigue manteniendo un lado oscuro, un portal espiritual abierto para los espíritus malignos que separen el matrimonio, dándoles una concesión a prácticas que destruyen la union.

En lugar de eso, haz que ella sea tu mejor amiga y confidenta y la única encargada de todas tus necesidades carnales.  Nadie más debería disfrutar de que le llames tu “mejor amigo”.  Nadie más debe conocer un secreto que ella no sepa.  Hazla recordar siempre cuan importante ella es para ti, y cuando sea que un pensamiento positivo que se trata de ella surja en tu mente, compártela con ella siempre, especialmente que tú la amas.  No dejes que eso vaya sin decirlo.  Pero también no dejes que eso sea solo verbal.

Debido a que tú la amas más que a ti mismo, tú mantendrás divulgación completa a ella porque tú no guardarás un área de tu vida escondida o privada nunca más, y eso es algo posible practicar porque tú no pecarás más porque Iâjuéh Iâjuwshúa` es tu Poderosos y tu Soberano.  Por lo tanto a ti te alegrará darle a ella la intimidad de acceso libre abierta a todas tus cuentas de correo electrónico y cuentas de media social, etc., etc.  Ella debería devolver el favor y hacer igual.  Tú también edificarás la confianza que ella te tiene nunca teniendo conversaciones privadas con personas del sexo opuesto sin la presencia de ella o permiso o conocimiento, tanto como esté en tu poder, por tu propia voluntad.  Y cuando y si algún espíritu maligno envie a algún ex que trate de comunicarse contigo o cualquier mujer que se insinue a ti, infórmale a tu esposa tan pronto sea posible, por si ella se entere antes de que tú le digas, porque podría parecer que tú deseabas mantenerlo escondido de ella.  Iâjuéh la dio a ella una mente femenina para aconsejarte sobre qué contestarle a aquella de la manera más efectiva para apaciguar a la situación, y la participación de ella edificará la confianza que ella te tiene.  No deshonres a Iâjuéh desilusionándola cuando Él ha dado cara por ti a ella.

4) Nunca traiciones a la que Iâjuéh Iâjuwshúa` te dio con alguna otra mujer en cualquier forma, ni tan siquiera en tu mente, porque esto es cometer adulterio en tu corazón porque espíritus malignos SÍ oyen lo que tu piensas y te estudian para aprender tus debilidades y capitalizan en esto para desviarte.  Algunos hombres piensan que lo que sucede en sus mentes se queda privado, como si fuera su “cueva de hombre”… ¡no es así!   ¿Te das cuenta que “intimidad con una extraña” es una contrasentido, una oxímoron, y un error grave?  Cometer adulterio con otra mujer es amar a un enemigo de tu casa más que a tu esposa, y es un pecado.  No les concedas nada de atención a los espíritus que te sugieren esto y repréndeles por el nombre de Iâjuéh Iâjuwshúa`.  Para evitar el adulterio del corazón, entre otros pecados del corazón, recuerda que Él está siempre contigo y Él examina tu corazón y distingue tus pensamientos y tus intenciones [`Ivríym 4: 12].  Y haz de cuenta que tu cónyuge también podría oir tus pensamientos, y eso también ayudará mantenerte bajo control para estar en lo correcto.  Además de esto, mantén tu mente inmersada en oración en Su nombre, y esto de verdad es repelente a los espíritus malignos.  Esto ayudará eliminar cualquier posibilidad del pecado antes de que florezca.

Nunca mientas a tu cónyuge.  Si tú mantienes limpio todo tu comportamiento y tu corazón, esto será fácil hacer, y años de honestidad también ayudará edificar su confianza.  Si estás equivocado o hiciste algún error, admítelo y discúlpate inmediatamente, aún si tu cónyuge no lo ha hecho o no quiere hacerlo.  Nunca hesites hacerlo porque es malo el orgullo.  Está escrito que seas rápido para escuchar, lento para hablar, y más lento para enojarte.  Así que no seas impulsivo, se la roca de la relación, un modelo de Iâjuéh Iâjuwshúa`, invariable en tu bondad.  Se cuidadoso para examinar las consecuencias posibles de todo lo que hagas antes de hacerlo.  Date cuenta que todo compartamiento negativo vengativo o de retribución que te pueden sugerir que tomes contra tu cónyuge solamente serán contraproducentes en sus consecuencias, y trabajan contra el arreglo del problema.  Vence a la maldad con bondad [Romanos 12: 21].  Se perdonante.  Trata con tu cónyuge usando sabiduría, y ORA por Su ayuda y Su sabiduría para hacer lo correcto para la persona que Él te dio a ti.  Favorécela por encima de ti mismo.

5) Nunca aparentas favorecer a cualquier otra mujer por encima de tu esposa.  Esto avergüenza a tu esposa, y puede causar problemas.  A lo que esto se refiere es lo que frecuentemente son errores de ignorancia, cosas que los hombres usualmente desconocen que avergüenza a sus esposas.  Es útil consultar con la propia esposa de uno sobre qué son sus deseos y su perspectiva, para poder comprenderlo mejor.  Un buen ejemplo de formas que un hombre gentil sin intenciones malas podría ofender a su esposa sin querer es si él muestra sus dientes sonriendo a otra mujer.  El evitar esto le ayudaría evitar ser acusado falsamente de coquetear.  Aunque él no tenga malas intenciones en su corazón, él no debería mostrar sus dientes cuando él sonríe a otras mujeres porque las mujeres saben que el “pelar dientes” es una señal que usan los hombres manipuladores (“jugadores”) para comunicarles que él está disponible y accesible para ellas, que solo necesitan acceder, por lo tanto es coqueteo.  Tales hombres se les ven sonreír sin dientes a otras mujeres cuando están con sus esposas, pero muestran dientes a las mismas otras mujeres cuando no están acompañados por sus esposas.

Si tú eres una persona soltera y deseas comunicarle a un creyente del sexo opuesto que estás interesado/a en ellos, sonríeles sin dientes a todo el mundo excepto esta persona, y muéstrale dientes cuando sonríes a aquella persona.

Cultívate tu matrimonio.

Verás por qué estas cosas son así si examinas a ’Efeçíym 5:28-30

28. Así deberían esos esposos afectuosamente amar a sus propias mujeres como a sus propios cuerpos, porque él quien afectuosamente ama a su propia mujer ama a si mismo.

29. Porque ninguno jamás odia a su propio cuerpo, sino lo nutre y lo cuida, igual como también el Ungido la Convocación,

30. porque nosotros somos miembros de Su cuerpo, de Su carne y de Sus huesos.  [De Génesis 2: 23]

Enlace al Principio